Los turistas desbordan los Patios

MÁs informaciÓn Foto: J. Martinez Foto: J. Martinez

GalerÍa grÁfica: Las imÁgenes de la bulla para ver los Patios de CÓrdoba Primer fin de semana de Patios y lleno absoluto, no falla. Los turistas desbordaron ayer el casco histÓrico, con especial masificaciÓn en zonas como el AlcÁzar Viejo, la JuderÍa o los alrededores de MarroquÍes y Santa Marina en una jornada de bulla de la que ya pocos se sorprenden. Pese a todo, algunos reconocieron ayer que otras veces ha habido mÁs masificaciÓn aÚn y es que, segÚn algunos propietarios, se han cancelado muchas excursiones de fin de semana y de ida y vuelta ante la previsiÓn de lluvia. «Pues si llueve que vean menos patios, pero cÓmo se van a quedar sin venir», decÍa ayer la controladora de la calle Tinte, 9. La reticencia de turistas a mojarse hizo que las colas en el AlcÁzar Viejo sÓlo duraran unos 45 minutos o incluso una hora. Mejor no imaginarse quÉ habrÍa pasado con los cielos despejados y un cero por ciento de probabilidad de precipitaciones.

Finalmente el tiempo respetÓ la jornada del sÁbado, salvo cuatro gotas que cayeron sobre las 13:00, poco antes de que los recintos cerraran sus puertas al mediodÍa, que no quitÓ las ganas a nadie, aunque por la tarde tambiÉn cayeron algunas gotas. Su cercanÍa con la JuderÍa y con el punto de parada de los autobuses de turistas hace que los patios del AlcÁzar Viejo sean de los mÁs saturados y ayer no fue una excepciÓn. El turista en esta parte de la ciudad viene en masa. Desembarcan del autobÚs en la Ribera, cerca de la Puerta del Puente y vienen sobre todo de otros puntos de AndalucÍa , sobre todo MÁlaga, Sevilla, Granada o JaÉn. Son grupos grandes que colapsan las calles y hasta los recintos. Algunos propietarios hasta les temen porque son autÉnticas revoluciones y todo el mundo quiere entrar a la vez.

AllÍ estuvieron ayer parte de una asociaciÓn de mujeres de Granada, un grupo de Linares o varias peÑas de MÁlaga. «Nos ha encantado, a mÍ es que me gustan mucho las flores», asegurÓ Carmen, una malagueÑa que visitaba por primera vez los patios cordobeses. De Madrid, Valencia, Extremadura o Barcelona tambiÉn vinieron ayer miles de personas. Es el caso de Juana, Patricia y Laura, tres madrileÑas muy entusiasmadas en el patio de la calle Postrera. ¿CÓmo riegan tantas macetas?, preguntaron la cuidador. «Cuando llueve no hace falta», explicÓ amable, «pero luego vamos una a una empezando por las de arriba y asÍ va cayendo el agua a las demÁs». Lo mÁs habitual en estos dÍas de tanto ajetreo es que los propietarios no puedan pararse a dar tantas explicaciones, sino que tienen que estar mÁs pendientes de que el trÁnsito de personas y el descuido de algunas estropee las macetas. Es lo que ocurriÓ en Duartas, 2, donde ya no queda apenas nada de la Hierbaluisa, una de las plantas mÁs toqueteadas por su olor exactamente igual a la colonia de bebÉs. Este patio del AlcÁzar Viejo cuenta tambiÉn con Stevia -la planta de la que se obtiene el edulcorante que ha plantado cara a la sacarina- o medinilla, una planta tropical que es una de las mÁs fotografiadas y que llamÓ la atenciÓn de Teresa nada mÁs entrar. «Estas cosas no se ven donde yo vivo, en Valencia; ¿dÓnde puedo comprar esta planta?», preguntÓ al propietario, como si estuviera dispuesto a desvelar sus secretos.

En MarroquÍes, 6 -uno de los mÁs premiados y visitados- los visitantes habÍan roto durante la maÑana cinco mejores macetas para cactus, aunque a los cuidadores no les queda mÁs remedio que asumirlo como algo normal despuÉs de tantos aÑos de abrir su casa. Y eso que cuando se accede al patio ha pasado lo peor, ya que las autÉnticas batallas campales se desarrollan en las colas. «¡Yo iba antes!», «¡dÉjame entrar que voy con ese grupo!» o «yo llevo aquÍ mÁs de media hora!» fueron algunas de las frases que se escucharon durante la maÑana y la tarde de ayer.

Conforme se llega a otras rutas la masificaciÓn desciende. Los turistas que se encuentran por San Pedro, San AgustÍn o Santiago son menos numerosos. Se ve algÚn grupo pero la mayorÍa va por su cuenta, con su mapa y preguntando a los vecinos con los que se cruzan y que siguen haciendo su vida mientras tanto. El informador de la Casa de las Campanas, en la calle Siete Revueltas, reconociÓ ayer que «los turistas que vienen aquÍ suele ser porque el resto de zonas estÁn masificadas». La mayorÍa, apuntÓ, son nacionales, «aunque tambiÉn vienen franceses y alemanes, sobre todo franceses». «Vienen perdidos y preguntando dÓnde hay mÁs patios».

Por el entramado de la calle AgustÍn Moreno, Tinte y Barrionuevo se vieron ayer a muchos grupos que tambiÉn tuvieron que esperar algunas colas. Marina, Victoria y Dolores habÍan llegado desde Albacete «para ver los Patios, que todos los aÑos nos quedamos con las ganas». «Hemos estado a punto de no venir por la lluvia, pero menos mal que no hemos cancelado porque esto es una maravilla». Álvaro e Isabel de Madrid, tambiÉn disfrutaron los recintos del casco histÓrico. «Estamos muy entusiasmados, la verdad es que no hemos venido por los Patios, tenÍamos el fin de semana reservado desde hace tiempo sin saberlo, pero ha sido una gran sorpresa», reconocieron estos visitantes.Y las colas se repitieron para entrar al AlcÁzar de los Reyes Cristianos, Caballerizas o la Mezquita-Catedral, con permiso de los grandes protagonistas, los Patios.

El tiempo dio ayer una tregua pero parece que no sucederÁ lo mismo hoy. La Agencia Estatal de MeteorologÍa (Aemet) prevÉ un 100% de probabilidad de lluvia durante todo el dÍa y sÓlo desciendo al 95% a partir de las 18:00. De hecho la Aemet ha activado la alerta amarilla por fuertes precipitaciones y viento, sobre todo en la parte de la Sierra y Los Pedroches.